UNIDOS POR LA MISMA CAUSA

El pasado 3 de junio de 2015, la FEDERACIÓN COLOMBIANA DE EMPRESAS DE VIGILANCIA- FEDESEGURIDAD- presentó una demanda de nulidad simple en contra a dos actos de la administración distrital en materia al Impuesto de Industria y Comercio. Seis días después, la demanda fue admitida en tiempo record.  

Esta estrategia jurídica ha contado con el significativo apoyo de los dos gremios regionales adheridos a FEDESEGURIDAD conocidos como ASOSEC y la Cámara Colombiana de la Seguridad Privada, reconocidos por su gran representatividad en la Costa Caribe y en el Occidente del país.  

Así mismo, FEDESEGURIDAD contó con el importante apoyo de ECOS y FECOLSEP agremiaciones reconocidas por su liderazgo en el Sector. 

Y recientemente, ANDEVIP, presentó una coadyuvancia a la demanda presentada por FEDESEGURIDAD la cual apoya los argumentos presentados por FEDESEGURIDAD.   

Como último acontecimiento relevante, el pasado 29 de septiembre se llevó a cabo la audiencia inicial en la demanda que presentó FEDESEGURIDAD en contra de dos conceptos emitidos en los años 2013 y 2014 por la Secretaría de Hacienda Distrital en los que se negaba a aplicar la base gravable especial establecida en la Ley 1607 de 2012 para el caso de las actividades de seguridad. 

Es importante señalar que la demanda fue presentada por FEDESEGURIDAD, otorgándole poder a la firma GARRIGUES, la firma más grande de Europa Continental, liderada en Colombia  por el doctor Fernando Zarama Vásquez, ex Director de Impuestos Nacionales y ex Secretario de Hacienda Distrital. El abogado Zarama fue quien presentó los alegatos en la audiencia, los cuales convencieron al Juez 39 Administrativo de Bogotá de la nulidad de los actos demandados.  En dicha audiencia, el Sector tuvo la fortuna de contar con una única intervención en cabeza del Dr. Zarama.

Es importante aclarar que, el fallo es de primera instancia, razón por la cual el mismo tiene valor doctrinal importante, avala las tesis de FEDESEGURIDAD, pero no tiene la potencialidad de impedir, por ejemplo, un proceso de cobro. Otra cosa sería si el fallo fuese de segunda instancia o tuviéramos certeza de que no ha sido apelado. 

La Alcaldía Mayor de Bogotá está en término hasta el 21 de octubre para apelar la decisión de juzgado, la cual se decidirá en el Tribunal de Cundinamarca. 

Download (PDF, 5.39MB)